Descripción Oposición Auxiliar Admistrativo

Gobierno de Cantabria

¿Que es una oposición para funcionario del Gobierno de Cantabria?

Una oposición es un procedimiento selectivo mediante el cuál aquéllas personas que cumplan los requisitos exigidos y superen las pruebas establecidas, obtienen un puesto de trabajo como funcionario en la Administración.

Mediante la oferta publica de empleo, que se publicará en el Boletín Oficial de Cantabria (habitualmente en el mes de Marzo de cada año) , se indicará el número de plazas que es necesario cubrir y el puesto de trabajo. Además se indicará si el proceso de oposición se celebrará ese año o en años posteriores.

Mediante la convocatoria o las bases, que se publicarán en el Boletín Oficial de Cantabria (habitualmente en el mes de Julio) , se indicará el organismo para el que vamos a trabajar y el plazo de que disponemos para presentar la instancia, necesaria para poder participar en el proceso selectivo.

¿Y qué son las bases de la convocatoria? Son como las “instrucciones” del proceso selectivo. Las bases se publican también en un Boletín Oficial de Cantabria, y en ellas, además de la información contenida en la convocatoria, se nos van a detallar también los requisitos necesarios que deben cumplir los candidatos para poder participar en el proceso selectivo (por ejemplo, tener una titulación determinada), la forma en que deberemos presentar la instancia y abonar las tasas de examen, las pruebas concretas de que va a constar la oposición (por ejemplo, un test de conocimientos, una prueba de informática, test psicotécnicos, pruebas físicas…dependiendo de para qué sean las plazas a las que opto), los temas que voy a tener que estudiar y donde se van a ir publicando los sucesivos anuncios relativos a la convocatoria, como las listas de admitidos y excluidos y las fechas de los exámenes.

En ocasiones, además de tener que superar las pruebas de la oposición,  puede que nos den puntos por posibles “méritos” que podamos tener. Es lo que se llama “concurso” y en este caso, el proceso selectivo sería el de “concurso-oposición”. Como méritos que suelen puntuar en un concurso, podemos citar a modo de ejemplo el tener una titulación superior a la exigida, haber trabajado antes para la Administración, haber realizado algún curso o conocer algún idioma. Son raras las ocasiones en que en un proceso selectivo sólo se puntúan méritos y no debes superar ninguna prueba, en cuyo caso el proceso selectivo consistiría únicamente en el concurso. Este último caso se da sobretodo para bolsas de trabajo temporal, más que para plazas “fijas” como funcionario de carrera.

Si estás pensando estudiar una oposición, es importante que te informes acerca de las pruebas que suelen exigirse, de la extensión y dificultad del temario, del número de plazas y la periodicidad habitual en que suelen convocarse. Una vez tomada la decisión, debes saber que la preparación de una oposición exige como ingrediente principal, la CONSTANCIA. Lo mejor es tomárselo como si fuera un trabajo.